,

Recetas fit de smoothies de fruta rápidas y refrescantes

Smoothies, ¿existe mejor forma de recuperar energía tras un entrenamiento intenso de verano? 😍 Son refrescantes, sanos y nutritivos y además, están deliciosos. ¡A nosotros nos vuelven locos! Por eso os traemos una selección de recetas fit de smoothies de fruta, para que podáis prepararlos de forma rápida y sencilla. Atentos, que empezamos 😊

1. Smoothie de sandía fit

En este primer apartado, os explicamos 3 sencillos pasos para hacer un smoothie de sandía fit casero, rápido y buenísimo. Coged papel y boli y, ¡apuntad! Necesitaremos los siguientes ingredientes:

Receta para 2 personas:

  • 2 tazas de sandía troceada
  • 250 ml de leche u otra bebida vegetal
  • 1/2 taza de yogur de vainilla
  • 3 cucharadas de jarabe de arce o miel
  • 2 hojas de menta
  • 2 pequeñas cuñas de sandía fresca (para decorar)
  • 2 fresas

Pasos a seguir:

  • Colocamos los trozos de sandía junto con el yogur, el jarabe de arce (o miel) y la leche de soja en la licuadora, y batimos hasta que quede sin grumos.
  • Servimos el smoothie en dos vasos y decoramos con las cuñas de sandía, las fresas y las hojas de menta.
  • Y ahora… ¡A disfrutar de tu smoothie fit energético!

Smoothie de sandía

 

2. Smoothie de fresas, moras y frambuesas fit

Las fresas, moras y frambuesas son las protagonistas de esta bebida tan llena de energía y sabor. Los altos componentes en hierro de las frambuesas y la moras, junto con la gran cantidad de vitaminas de las fresas, convierten a este smoothie en un aliado perfecto para recuperarnos de cualquier entrenamiento intenso. Los ingredientes que necesitaremos, serán:

Receta para 2 personas:

  • 8 fresas troceadas
  • 12 moras
  • 15 frambuesas
  • Un puñado de moras congeladas
  • Stevia u otro tipo de endulzante al gusto
  • Hojas de menta
  • ½ taza de hielo picado

Modo de preparación:

  • Unimos todas las frutas en la licuadora y añadimos la stevia. Trituramos hasta que quede un batido sin grumos.
  • Metemos la mezcla en un bol o taza de cristal y añadimos el hielo picado. Mezclamos con la ayuda de una cuchara sopera.
  • Decoramos al gusto con la menta y las moras congeladas y… ¡Voilà! Ya tenemos nuestro smoothie de fresas, frambuesas y moras fit listo para tomar.

smoothie de moras y frambuesas fit

3. Smoothie verde de kiwi, manzana, mango y pepino

El verde es uno de nuestros colores favoritos 😊💚 Este smoothie es una de nuestras combinaciones post-entreno favoritas. ¿Queréis saber cómo se hace? ¡Muy sencillo! Sólamente necesitamos:

Receta para dos personas:

 

  • 2 kiwis troceados y pelados
  • 2 manzanas troceadas (también podéis pelarlas, pero dejando la piel se consume más fibra)
  • 1 mango pelado y troceado
  • 1 pepino pelado y troceado
  • Stevia, sirope de arce u otro endulzante al gusto
  • Hielo picado

 

Pasos a seguir:

 

  • Metemos toda la fruta y el pepino en la licuadora, y añadimos la stevia o el sirope de arce al gusto, y trituramos hasta que quede una mezcla uniforme y sin grumos.
  • Añadimos el hielo picado a la mezcla y servimos.
  • ¡Y ya está! Listo para disfrutar.

smoothie verde fit

 

Esta receta es ideal para los meses más calurosos de verano, en los que los líquidos y las vitaminas se hacen especialmente necesarios para cualquier entrenamiento. Cuídate por dentro y refréscate con este green smoothie.

4. Smoothie de mango, piña, kiwi y semillas de Chía

Para nuestra última propuesta, hemos optamos en esta ocasión, por un smoothie de mango, piña y kiwi con semillas de chía, ¡para chuparse los dedos!

El mango, el kiwi y la piña se caracterizan por ser frutas que, además de contener un alto contenido en vitaminas y fibra, tienen un sabor ácido muy refrescante. Por este motivo resultan ideales para combatir el calor durante este mes de agosto, en el que las temperaturas son especialmente altas.

Las semillas de Chía, por su parte, son de origen Maya y Azteca, y su nombre significa ‘fuerza’, pues ya por aquel entonces las personas que las consumían conocían sus múltiples propiedades energéticas. Estos alimentos componen una fuente enorme de vitaminas, minerales y ácidos grasos, que son especialmente útiles para combatir la grasa y bajar el peso corporal. Para la preparación de este smoothie, necesitamos:

Receta para 2 personas:

 

  • 1 vasito de leche desnatada o de avena. También podéis utilizar leche de soja o variantes, en función de lo que prefiráis.
  • 1 mango
  • 2 kiwis
  • ½ piña
  • Stevia o endulzante de otro tipo al gusto
  • Una o dos cucharas soperas de semillas de Chía
  • Hojas de menta o hierbabuena

Modo de preparación:

  • En primer lugar, troceamos bien la fruta y la introducimos en la licuadora.
  • Añadimos la leche de avena (o del tipo que hayamos elegido) junto con la Stevia, y batimos bien. Debemos cuidar que no queden grumos.
  • Una vez tenemos el smoothie hecho, añadimos nuestras cucharadas de semillas de Chía a la mezcla y removemos hasta que se hinchen y adquieran cierta consistencia.
  • Podemos mezclarlo todo con hielo picado en caso de querer hacerlo más refrescante.
  • Decoramos con las hojas de menta o hierbabuena ¡y listo!

Otra opción que a nosotros nos encanta, es añadir ralladura de piel de naranja sobre la mezcla, para hacer un poco de contraste amargo con la mezcla. ¡Probadlo y nos contáis!

smoothie de mango, piña, kiwi y chía

 

Esperamos que os haya gustado nuestra pequeña recopilación de recetas, y que las incorporéis a vuestras dietas post-entreno 😊

¡Contádnos qué os parecen!

Feliz semana a todos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *